Desembarca el Hidrogeno en IB

Dom, 10/25/2020 - 09:33

El proyecto «Green Hysland», en las Islas Baleares, ha sido elegido por la Comisión Europea para recibir una subvención europea por valor de diez millones de euros. Se tratará de la primera subvención concedida por este organismo a un proyecto de hidrógeno verde en un país mediterráneo.

Green Hysland se convertirá en el primer proyecto estratégico de un país del sur de Europa que implante un «ecosistema de hidrógeno verde» en las islas Baleares que genere, distribuya y utilice, en Mallorca, al menos 300 toneladas de hidrógeno renovable al año, producido a partir de energía solar. Este proyecto supone un hito para la descarbonización, ya que permitirá reducir las emisiones anuales de CO2 de la isla en hasta 20.700 toneladas.

El hidrógeno verde tendrá múltiples aplicaciones en la isla. Entre ellas, la generación de calor y energía para edificios comerciales y públicos, el suministro de energía auxiliar a ferris y operaciones portuarias, y la creación de una estación de abastecimiento y suministro de combustible a flotas de autobuses y vehículos de alquiler de pila de combustible. Además, parte de este hidrógeno verde se inyectará en la red de gasoductos de la isla, lo que permitirá descarbonizar el suministro.

Reducir hasta 20.700 toneladas de CO2 anuales de Mallorca

Mallorca se encuentra en una posición ideal para desarrollar el primer hub de hidrógeno renovable del sur de Europa, convirtiéndose así en el primer ejemplo europeo de una economía insular basada en el uso de esta energía respetuosa. El proyecto, además, incluirá la elaboración de estudios y modelos de negocio para replicar el proyecto en otras islas dentro y fuera de la Unión Europea (UE).

Además, se valorará la posibilidad de que parte de este hidrógeno verde se inyecte en la red de gasoductos de la isla, a través de un Sistema de Garantía de Origen, lo que permitirá descarbonizar el suministro de gas. La iniciativa requiere una inversión total de aproximadamente 50 millones de euros, incluida la generación de electricidad renovable y el equipamiento para los usos finales del hidrógeno verde.

Nuevas formas de economía en Baleares.

Teniendo en cuenta la erosión económica provocada por el Covid-19 en el turismo, un eje fundamental de la economía balear, esta nueva iniciativa energética contribuirá de manera sustancial a impulsar la diversificación de la economía regional de Mallorca.

De hecho, el vicepresidente y consejero de Transición Energética y Sectores Productivos del Gobierno de Baleares, Juan Pedro Yllanes, ha señalado que «es muy importante la implicación del sector público en este tipo de proyectos que serán claves para la reconstrucción económica de nuestra región, pero también del Estado». Cree, y así lo ha expresado que «este proyecto no sólo potenciará la reindustrialización basada en las renovables, sino que también aportará conocimiento, investigación e innovación». Se trata, concluye Yllanes, de un hito que Baleares tiene que aprovechar para «impulsar la diversificación del modelo productivo con nuevos puestos de trabajo estables y de calidad».

Que reacción te causa esta noticia

Publicidad