Materiales sostenible para la construcción

Jue, 01/30/2020 - 20:13

La Construcción Sostenible toma en cuenta el consumo de recursos y el impacto que estos pueden causar en el medio ambiente, además de los riesgos específicos para la seguridad de las personas.

Aquí conocerás qué tipo de materiales se utilizan frecuentemente para la construcción de casas sostenibles.

Características de los Materiales Ecológicos para las construcciones de Casas Pasivas

Hay algunos factores que pueden influir en la elección de un material u otro, te mostramos algunos criterios de elección:

Lo primero que se debe tomar en cuenta es la extracción respetuosa de este material en su lugar de procedencia. Se refiere a la degradación que se produce durante el proceso de obtención de los materiales, ya que esto permitirá en un futuro un nuevo proceso de extracción.

Después de haber obtenido la materia prima se procura que la transformación sea lo mínima posible.

Los materiales que se eligen para construir una casa pasiva deben ser naturales, es decir, procedentes de recursos renovables y abundantes. Los mejores materiales no deben contener partículas ni componentes tóxicos.

Deben ser materiales reciclables que al finalizar de su vida útil no causen impacto sobre el medio ambiente.

Es conveniente usar materiales reciclados. Uno de los materiales reciclados que más se comercializan son los paneles aglomerados de madera, fabricados con madera sobrante de otros procesos.

Por último pueden ser materiales biocompatibles, suelen ser materiales naturales y poco transformados como la madera, la piedra o algunos tipos de cerámica. Este tipo de materiales no poseen partículas tóxicas que puedan llegar al organismo una vez sean instalados en la construcción.

Los Materiales ecológicos más comunes para la construcción de casas pasivas pueden ser:

Madera

Es uno de los materiales más tradicionales y conocidos dentro de la construcción de Casas Pasivas. Se trata del material con el menor impacto ambiental en su producción y en su ciclo de vida. La madera que se utiliza para la construcción sostenible debe venir certificada, garantizando que procede de la tala responsable de bosques.

La madera además tiene muy buenas propiedades aislantes, lo que ayuda a mantener nuestra casa fresca en verano y templada en invierno. Convirtiendo la madera en el material de construcción más sostenible y eficiente energéticamente.

 

Barro cocido

Se trata de barro cocido a temperatura inferior a 950 grados, tratado bajo condiciones naturales que aseguren sus cualidades de la tierra como la higroscopicidad, aislamiento térmico y su buena inercia térmica.

Su usos dentro de la construcción ecológica son muy variados; muros y cerramientos de ladrillos, fachadas, bóvedas, solados, tejas, etc. Este tipo de material es muy inerte y estable por lo que es altamente reciclable.

Panel aislante térmico de Fibra de Madera

Dentro de los Materiales Ecológicos podemos encontrar los paneles de fibra de madera. Se trata de un producto procedente de los residuos generados por aserraderos y otras industrias de la madera y suelen utilizarse como aislantes térmicos.

Este material se obtiene mediante la incorporación de aditivos. Es un material muy ligero y manejable que se puede cortar con mucha facilidad, adecuando su uso en obras. De todos los materiales usados como aislantes, los paneles de madera son los que tienen una mayor inercia térmica.

Aislante Térmico de Fibra de celulosa de Papel Reciclado

Otro de los aislantes térmicos comunes en la construcción de una Casa Pasiva, es la fibra de celulosa de papel reciclado, es uno de los más respetuosos con el medio ambiente. Este tipo de aislamiento está realizado con residuos de papel, tratado con sales de voraz que le proporcionan propiedades ignífugas, insecticidas y anti fúngicas.

La fibra de celulosa se comporta como la madera, equilibrando las temperaturas máximas y mínimas del día en verano y protegiendo del frío en invierno. Su desfase térmico es de entre 8 y 10 horas, y además presenta un coeficiente de aislamiento acústico muy por encima de los aislamientos tradicionales.

Polipropileno, polibutileno y polietileno

Son materiales termoplásticos, alternativos al PVC y más respetuosos con el medio ambiente que, entre otras ventajas, no contienen cloro en su composición.

Se pueden utilizar en los sistemas de calefacción, conductos de agua sanitaria, transporte de aguas residuales y drenajes, entre otros. También se utilizan para la impermeabilización de cubiertas y como aislante eléctrico.

Estos son sólo algunos de los materiales ecológicos para la construcción de casas pasivas, que se deben toma en cuenta si deseas que tu hogar sea más saludable y sostenible.

 

Que reacción te causa esta noticia