Clamplify llega a España

Dom, 10/13/2019 - 12:42

Camplify, la plataforma australiana de alquiler de caravanas, autocaravanas y campers, empezará a operar en España a partir de este mes de octubre como parte de su plan de expansión por Europa, y espera conseguir 1.700 casas rodantes registradas en su página web en los próximos dos años.

En cuatro años de vida y con una plantilla de 45 trabajadores, Camplify se ha posicionado como el gigante del alquiler de este tipo de vehículos en Australia y el Reino Unido, con 3.500 caravanas y autocaravanas de particulares y empresas disponibles en su web, y cosechando una comunidad de 46.000 usuarios.

La compañía invertirá 1,2 millones de euros en la puesta en marcha de su servicio en España, y aunque no prevé la apertura de una oficina física como en Reino Unido y Australia, contratará a tres personas para las áreas de márquetin y atención al cliente.

En declaraciones a EFE, el consejero delegado de Camplify, Justin Hales, ha explicado que España "está abrazando una nueva etapa dorada para las vacaciones en autocaravanas", lo que les inspiró para elegir España como pistoletazo para su incursión europea.

Según la Asociación Española de la Industria y el Comercio del Caravaning (Aseicar), España cuenta con un parque de 50.000 autocaravanas y las matriculaciones hasta agosto de 2019 aumentaron un 26 % interanual: "Vemos una gran oportunidad en este país", argumenta Hales.

La responsable de Camplify en España, Mercedes Ramos, ha añadido que, según un análisis realizado por la empresa, España es el país con más búsquedas de alquiler de vehículos de acampada y posee "un gran atractivo turístico", con un parque de casi 1.200 cámpines.

Camplify ha presentado de forma oficial su lanzamiento en el país en el Salón Internacional Caravaning de Barcelona, el mayor del sector en España, donde ha establecido sus primeros contactos con usuarios y empresas del sector.

Tras su salto a Nueva Zelanda en julio, España será el cuarto mercado en el que operará Camplify, donde busca expandir su negocio y, al mismo tiempo, "animar a los españoles a experimentar el caravaning" como alternativa turística, afirma Justin Hales.

Aunque su plan es ofrecer su servicio en toda España, la empresa tiene el foco muy puesto en Cataluña ya que, en palabras de su consejero delegado, "es una de las regiones que registra el mayor número de matriculaciones y más visitada por los caravaneros".

La empresa se presenta hacia los propietarios de caravanas y autocaravanas como una vía para tener ingresos extra compartiendo sus vehículos cuando no los usan en su tiempo libre, y asegura que pueden obtener entre 10.000 y 20.000 euros anuales.

De hecho, Hales afirma que a los propietarios esto incluso les puede abrir la puerta al emprendimiento: "Tenemos muchos ejemplos de familias que empiezan alquilando su caravana familiar y seis meses después construyen su propio negocio con una flota".

Fundada en 2015, Camplify pone en contacto a los propietarios y los clientes al estilo de otras plataformas afianzadas en España como Airbnb y cobra una comisión del 12 % por cada reserva, que incluye un seguro a todo riesgo y de asistencia en carretera

Que reacción te causa esta noticia