El BCE vigila al Euríbor

Mié, 06/10/2020 - 13:04

Cristina Casillas.

El euríbor, el índice al que se referencian la mayoría de hipotecas, comienza junio a la baja. Se trataría de la primera caída desde que inició la senda alcista en marzo.

En los primeros cinco días de cotización el índice se sitúa en tasa mensual en el -0,109%, frente al -0,089% que marcó en mayo.

El viernes el índice marcó mínimos del mes, hasta el -0,120%, un día después de la reunión del Banco Central Europeo (BCE), en el que recargo su programa de compras, con 600.000 millones de euros.

El euríbor arrancó la semana a la baja ya que descontaba que el organismo acometería nuevas medidas expansivas para aliviar la crisis económica provocada por el coronavirus.

Según las estimaciones el BCE, el PIB de la eurozona caería un 8%, mientras que la inflación se situaría en el 0,3%, muy por debajo del objetivo del 2% marcado por la institución.

El papel del BCE

El BCE, el máximo responsable de la política monetaria de la eurozona, tenía que hacer frente a la subida del euríbor, que podría suponer un problema para las familias.

Para evitar esto, el organismo lleva inyectando liquidez al sistema desde que comenzó la crisis económica provocada por la pandemia.

De esta manera, los bancos no tienen que acudir al interbancario, donde puede haber dudas sobre la solvencia que tienen las entidades de financieras a la hora de prestarles fondos.

Asimismo, las nuevas subastas de liquidez, conocidas como TLTRO y PELTRO tienen unos tipos muy ventajosos: 50 puntos básicos por debajo de la medida, lo que a efectos prácticos supone una financiación del -1%.

No obstante, a menos operaciones en el interbancario también se produce un leve repunte de precios.

Lagarde apuesta por inyectar dinero

El euríbor comenzó a subir tras la reunión del BCE en marzo, cuando se esperaba que la presidenta del BCE, Christine Lagarde, bajara los tipos de interés, que están anclados en el 0%.

Sin embargo, la presidenta de organismo optó por aprobar un programa de estímulo de 750.000 millones de euros, conocido por PPE en sus siglas en inglés. Esto descartaba que el BCE bajara los tipos de interés como ocurrió e el otro lado de atlántico e hizo que el euríbor comenzara a subir.

No obstante, al ritmo actual de compras, este programa se acabaría en octubre. Esto hizo que los mercados descontaran que el BCE ampliaría el programa de compras en torno a los 500.000 millones de euros.

 A medida que avanzaba la semana era cada vez más seguro que el BCE aprobara esto, por lo que el euríbor comenzó a bajar llegando hasta el mínimo de la semana en el -0,120% el viernes.

Y es que el BCE recargó su programa de compras al aprobar un nuevo paquete de compras por valor de 600.000 millones de euros y extenderlo hasta junio de 2021- El BCE reconoció que el programa podría extenderse si los efectos de la crisis perduraran.

Previsiones del BCE

Todo parece indicar que el euríbor se moverá en estos términos. Es decir, que mientras que los tipos de interés permanezcan en el 0% no volverá a tasas positivas. Los expertos de Bankinter establecen que el euríbor se moverá en torno al -0,10% durante todo 2020.

Y no sufrirá grandes cambios, aunque no parece que vuelva a marcar los mínimos que se dieron en agosto de 2019 cuando el euríbor marcó en el -0,39%, ante la posibilidad de que el organismo bajara tipos como consecuencia de la guerra comercial de los Estados Unidos y China.

Se encarecerán las hipotecas

A pesar de esta bajada, el euríbor seguirá encareciendo las hipotecas, ya que quienes lo revisen en junio, lo harán con un euríbor más caro que en junio de 2019, cuando cerró en el -0,19%.

De todas maneras, la subida de las hipotecas será mínima, apenas unos euros.           

 

Que reacción te causa esta noticia