Piscinas de color verde en el rústico de Mallorca

Sáb, 06/20/2020 - 09:14

El decreto ley 9/2020, de 25 de mayo, de medidas urgentes de protección del territorio en las Islas Baleares, que entre otras medidas contempla la preservación de unas 51.700 hectáreas de suelo rústico en Mallorca, también afecta a las piscinas.

Las casas construidas en suelo rústico en Mallorca solo podrán tener a partir de ahora una piscina, sea cual sea la dimensión de la parcela, y su tamaño deberá ser inferior a los 35 metros cuadrados y 60 metros cúbicos de ocupación. En la capital, Palma, el ayuntamiento ha prohibido su construcción en los áticos de los edificios del casco histórico y pone condiciones en el resto de barrios. El Consell de Mallorca ha prohibido, por su parte, que las piscinas que se construyan en el campo sean de color azul y obliga a aplicar colores que permitan una mayor integración paisajística, como el verde o el gris.

El principal objetivo de este nuevo decreto ley es «establecer medidas de protección y conservación de los valores ambientales, paisajísticos y urbanos del territorio de las Islas Baleares, dirigidas a contener el crecimiento de la nueva urbanización y reforzar la protección del suelo rústico, con la finalidad de asegurar la rehabilitación y recuperación de este patrimonio

Se calcula que solo en Mallorca existen 40.000 viviendas unifamiliares en suelo rústico, buena parte de ellas construidas de forma ilegal.

Que reacción te causa esta noticia