Simplemente precioso

Mié, 05/27/2020 - 15:26

Carlos E. Vallejo.

En la vida, no todo es lo que parece. El ser humano es todavía muy básico y no sabe ver más allá. Le deslumbra el oro, lo que brilla.

Hay que saber siempre ir un paso por delante, mediante el análisis racional previo. La decoración de la oferta  en la venta de pisos y de casas en la actualidad es muy pobre.

Existen varias razones por parte de la oferta y de la demanda, pero hoy no quiero entrar en este tema, me quiero centrar en la capacidad de ver más allá, de proyectar un todo, cuando no hay nada.

A todo en la vida se le puede dar una vuelta, cambiarlo, maquillarlo, restaurarlo, pero no todos saben o pueden verlo. También puedes verlo y no tener capacidad económica para ejecutarlo. Aunque creo que lo verdaderamente importante es visualizarlo.

Pues bien, queridos lectores. Erase una vez en el maravilloso pueblo de Soller, donde había una casa  tradicional del año 1.900 distribuida en tres plantas, con patio que se encontraba totalmente abandonada. Lo que se llama reforma total que nadie quería comprar.

 A pesar de que el precio de venta era bastante asequible dentro del nivel de mercado de este elitista pueblo de Mallorca. Llegó un día nuestra protagonista y vio lo que los demás no fueron capaces de observar, posibilidades de cambio radical a un precio razonable. Llegados a este punto, cuando sabes bien lo que quieres. Lo tienes en tu cabeza, lo organizas. Tan solo te hace falta el capital y él quien lo realizará.

El dinero se tiene o se pide prestado. Es sencillo, puedes comprar y esperar a tener capital para la reforma. Es mucho más importante él quien. Ya que puede ser persona (autónomo) o jurídica (empresa).

En un proyecto individual siempre recomiendo a un autónomo o una empresa pequeña para ejecutar la obra. Una de las muchas estrategias de “Amazon” es la reducido número de personas en  los equipos de trabajo en proyectos nuevos (máximo 5 personas). Son mucho más agiles, se consiguen mejores objetivos a corto plazo y lo que es lo más importante en la sociedad del siglo XXI; “que la comunicación funcione”, que la gente entienda el objetivo del proyecto.

Para mi es lo más importante, en todo proyecto empresarial y muy apreciado en las relaciones personales, saber explicarte, que te comprendan y sobre todo comprobar que han asimilado lo que quieres transmitir.

Se puede tener una idea, pero entramos en el dilema de la “gallina y el huevo”. Que es lo más importante. La correcta ejecución o la idea en sí misma.

En las organizaciones empresariales, se paga mucho dinero para los transformadores de ideas en tangibles productivos. Esa es la filosofía de las buenas franquicias.

Pero centrándonos en la reforma de mi clienta. Ella contó con la estimable ayuda de mi amigo Enrique que con santa paciencia, después de 14 meses de trabajo, de ambos han realizado un gran proyecto.

Magnifica la decoración, grande la distribución. Como han conseguido con una estética minimalista, crear una gran elegancia a un precio aceptable.

La comunicación funcionó y dio fruto a una de las mejores reformas que he visto en mi vida.

Siempre es agradable ver el trabajo bien hecho.

Enhorabuena Silvy.http://www.cvrealestate.es/

Que reacción te causa esta noticia