Un invitado rompe algo de la comunidad

Mié, 07/29/2020 - 11:48

Carlos E. Vallejo.

Dentro de la inmensa casuística dentro de las comunidades de vecinos, analizaremos el caso de una vivienda arrendada como uso de vivienda habitual por la la LAU, en la que un invitado del inquilino que lleva varios días conviviendo, causa desperfectos en el ascensor.

El protagonista se quedo atrapado en el ascensor, y como consecuencia de un ataque de pánico, para poder salir del habitáculo, la emprendió a patadas y golpes hasta que consiguió salir del mismo.

Ante estos hechos, lo normal y lógico es que el seguro de la comunidad de vecinos se hiciese cargo del arreglo de los desperfectos ocasionados. Pero la comunidad de vecinos se hace cargo de los arreglos del ascensor y se los reclama a la propietaria del inmueble.

Si el invitado del arrendatario causa desperfectos en zonas comunes, el responsable es el arrendatario, ya que en el contrato de arrendamiento establece bien claro que una de las obligaciones del arrendatario,es comunicar por escrito a la propiedad si entrare a convivir con los arrendatarios una tercera persona. Aspecto el cual se incumplió en este acontecimiento y podía haber sido denegado este uso y disfrute del inmueble por parte del arrendador, sin que el hecho hubiese acontecido.

También el arrendatario debe cumplir en todo momento las normas estatutarias reglamentarias y los acuerdos de la comunidad de propietarios tenga establecidas o establezcan, en orden a la utilización de los servicios, elementos comunes y buen régimen de convivencia.

Pero si el arrendatario no paga los desperfectos ocasionados por su invitado, el responsable último sería el propietario. En este caso se vería obligado él a reparar los daños causados. Tal como marca el Tribunal Supremo en la STS 832/239, de 18 de Diciembre de 2009.

Los propietarios serán responsables ante la Comunidad de los desperfectos, roturas y mala utilización de los elementos comunes del edificio por el inquilino u ocupantes de su vivienda, así como del no seguimiento de las demás normas comunes, debiendo abonar a la Comunidad el importe de las reparaciones necesarias que hubiese ocasionado o responsabilizarse de cualquier molestia ocasionada.

Como podéis observar, es más lioso de lo que parecía, ya que la común lógica, establecería al autor material de los hechos, como responsable inicial de los mismos. Pero al existir el eximente del mal funcionamiento de un elemento común de la comunidad y el agravante de pánico, seria el seguro de la comunidad de vecinos el que se hiciese cargo.

Abandonada está vía por la comunidad de vecinos y exigiéndole el importe de la reparación del ascensor a el propietario que se niega a pagar. Empezará un contencioso judicial que tendrá un condenado, sentenciado por el juez de turno, más las costas del juicio.

Que reacción te causa esta noticia